¿Cómo conservar la pintura sobrante?

Al terminar un trabajo de pintura es habitual que queden restos del material usado que pueden ser muy útiles para dar retoques en otra ocasión o usarla en otro espacio, hoy compartimos con usted los siguientes consejos:

 

 

AL CERRAR LA LATA:

Limpie los bordes del envase para evitar que se seque y se forme una película de pintura alrededor de la tapa.

En Pinturas al agua es menos probable que se forme una capa en la tapa, siempre y cuando el envase esté bien cerrado. Si es al disolvente, es recomendable guardar los envases “boca abajo”. Éste es el secreto para conservar la pintura el mayor tiempo posible.

No añada agua o diluyente porque puede perjudicar las características y propiedades de la pintura.

Cierre bien la tapa, éste es el truco. El exceso de aire acelera el secado de la pintura. Para evitarlo, si la cantidad de pintura que le queda es poca, guárdela en otro envase más pequeño.

CONSERVAR LA PINTURA:

Evite las fuentes de calor, la luz directa del sol, y la humedad. Por ello, guarde los botes en un lugar seco y oscuro a temperatura ambiente.

No obstante para una conservación adecuada es recomendable leer las instrucciones del fabricante o ficha técnica del producto.

REUTILIZAR LA PINTURA:

Agite bien el envase para que le pintura sea uniforme de nuevo. Le recomendamos colarla con algún tipo de filtro para eliminar las partículas secas que pueda haber y perjudicar la tarea.

Si busca mano de obra para pintar su casa, oficina o edificio, escríbanos vía whatsapp clic ➡ Cotizar